Profanar o no Profanar, esta es la cuestión

No hace mucho publicamos nuestra pequeña reseña de los Expoliadores de Khagra con la información que teníamos y se habló un poco de la mecánica de Profanar que era la seña de identidad de la banda.

Ahora que se ha filtrado las reglas completas de Profanar toca hablar un poco más en profundidad sobre como se comportará en nuestras partidas.

Las reglas de la Profanación.

Antes de valorar los puntos de esta mecánica vamos a enumerar como funcionan.

  • Cuando usamos la mecánica de Profranar colocamos en el objetivo un marcador de Profanar «amigo» (o sea, que pertenece al jugador que usa dicha mecánica) en el objetivo afectado.
  • En el final del Ciclo de Poder (cualquiera de los dos jugadores) si en un objetivo con marcador de Profanar hay un guerrero enemigo, dicho marcador es eliminado.
  • No se puede ocupar un objetivo con marcador de Profanar aunque el guerrero que está físicamente encima del marcador objetivo sea amigo o enemigo.
  • No se puede Profanar un objetivo que ya tenga su marcador correspondiente.
  • Si un objetivo tiene un marcador de Profanar es movido por algún efecto del juego, el marcador de Profanar le acompañará a la nueva posición.
  • Cuando un marcador de objetivo que tenga uno de Profanar se le ha dado la vuelta (mostrando la cara de hexágono letal) el marcador de Profanar es eliminado.

Con estas reglas tenemos mucho más claro el comportamiento que tendrá esta mecánica y como se puede comportar la banda en general.

Lo primero es que afortunadamente no es una mecánica invasiva para el juego en el término de que deje a las bandas enemigas sin otro medio de contrarrestar que sea la de matar a los guerreros de Khagra o puntuar sus objetivos antes que empiece la Profanación.

Relevancia en las estrategias de banda.

Ahora vamos a ver un poco como de relevante es esta mecánica para el juego en sí.

Lo primero es que si la banda contraria tiene una marcada estrategia de objetivos el juego se convertirá en un tira y afloja con los marcadores de Profanación ya que en un principio evitará que puntúe sus auges pero no sus (golosos) objetivos de final de fase si ha hecho sus deberes. Sabiendo que el jugador contrario puede interactuar de manera gratuita (sin elementos externos, solo con sus acciones normales) con los marcadores de Profanar cobra más importancia los auges de Profanar que los de final de fase.

Como ocurre con muchas mecánicas, al priorizar los auges de Profanar debemos hacer una cuidadosa selección de objetivos que hará que la mecánica de Profanar se diluya ya que no es bueno poner todos los huevos en la misma cesta cuando construimos un mazo de objetivos (Sinergias por encima de centrarse en un solo objetivo).

Sabiendo esto ¿Cómo queda los Expoliadores de Khagra? Para mi opinión esta banda tendrá un estilo de Aggro-Control aunque su parte agresiva estará más pronunciada. Podrá hacer un poco de «Counter» para las bandas a objetivos en las que se pueden enfrascar en un combate por los objetivos (tanto para ocuparlos como para profanarlos) mientras que tienen que estar muy bien preparados para la agresión ante bandas que tengan un marcado componente ofensivo.

Conclusiones.

Celebro que la mecánica de Profanar no sea algo permanente en el tablero ya que se crearía un entorno muy tóxico en el meta, está bien que puedas contrarrestar o dificultar algunas estrategias pero no puedes anularlas por completo que era el peligro que tenía esta mecánica.

Ahora mismo es un buen complemento, eligiendo unas cartas seleccionadas para acompañar a la estrategia principal y jugar una buena baraja flexible que creo que es la que mejore le sienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *