Terremoto, la carta que hizo temblar el meta.

Pocas cartas ha dado más discusiones y hecho correr ríos de tinta (virtual) que este ardid que ha venido con la expansión de las Hachas escogidas. Aunque su efecto puede ser sencillo, ha dado mucho que hablar y ha desencadenado que estrategias bien asentadas se vean en problemas.

¿Que hace Terremoto?

El efecto de Terremoto es sencillo, todas las miniaturas son empujadas un hexágonos en la misma dirección, y las que no pueden ser empujadas sencillamente no se moverán.

Así de un vistazo no parece gran cosa pero la versatilidad de esta carta tanto para estrategias ofensivas como defensivas la hace una de los ardides más útiles del juego.

Ahora vamos a comentar el uso ofensivo y defensivo de esta carta.

Terremoto como carta ofensiva.

El efecto más obvio de Terremoto es usarla como un método de movimiento, ayudando a bandas agresivas con un movimiento medio como los orruks para estar a un paso más cerca del terreno enemigo o entrar en tromba en él. Además de ese paso adicional, mueves al enemigo y lo sacas de una posición ventajosa o de las losetas de objetivo.

Otro uso aunque más circunstancial es colocar a tus guerreros adyacentes a las losetas de objetivo mediante movimiento y cargas para que, con un Terremoto, mover esa casilla para ocupar dicha loseta sin importar si estuviera ocupada ya que el enemigo también se moverá.

Lo sentimos, pero este combo no funciona……

Terremoto como carta defensiva.

También se puede usar de manera defensiva, para obligar al contrario a retroceder a costa de perder la posición de tus guerreros, por lo que este uso defensivo de la carta, aunque útil, no es el más recomendado pero la opción existe y si necesitas que el enemigo esté más lejos de tus objetivos o de tu terreno de juego es una opción a tener en cuenta.

Donde si que brilla Terremoto es para defenderte de las estrategias de ocupar losetas de objetivos. Muchas veces necesitas echar al enemigo de posiciones o de objetivos para que no puntúe al final de la fase, y no siempre puedes usar a tus guerreros para que, en un ataque bien ejecutado, elimines o empujes al guerrero que ocupa dicha posición.

Sobretodo en el final de la tercera fase, justo antes de puntuar los objetivos de gran valor, es cuando Terremoto te ayuda a contrarrestar a las bandas que puntúan sus cartas gracias a su posición, desbaratando todos sus movimientos previos para conseguirlo.

¿Como defenderme de Terremoto?

Aunque parece obvio que para defenderte de un Terremoto, puedes usar tu propio terremoto para volver a colocar a las miniaturas a su posición original pero lo veo una forma de uso poco efectiva.

La primera «contramedida» a Terremoto es posicionarse bien, sobretodo para los usos de ocupar objetivos o para entrar en tu terreno. Además de que las miniaturas no se van a separar si estaban ya adyacentes te permite que puedas usar ardides de acción de ataque o si la siguiente activación es la tuya, poder efectuar un ataque y empujón para romper el avance.

La segunda es tener en tu mazo la carta Negar por la fuerza, que te permite anular un ardid con una tirada de dado (con un 50% de acierto). Aunque no te puedes asegurar el no sufrir el terremoto, te permite una oportunidad de que dicha carta no sea jugada.

Otro ardid muy útil, sobretodo en el final de la tercera fase, es No hay tiempo, que impide que se jueguen futuras cartas de poder, incluida el Terremoto.

Con Terremoto, podrás mover 3 hexágonos si lo necesitas.

Conclusión.

Terremoto es una muy buena carta, para mi opinión necesaria para darles a los mazos agresivos una oportunidad para luchar contra mazos defensivos que te puntúan de manera abusiva al final de la partida.

Aunque parezca una carta desbalanceada, hay herramientas en el juego que te permite jugar alrededor de esta carta tales como No hay tiempo y Negar por la fuerza. hay que destacar que esta carta no hace inviable jugar por objetivos, sino que da una oportunidad de luchar contra esta estrategia.

Una buena carta que ha permitido que el meta sea más variado y divertido aunque tenga sus detractores desde el mismo momento que entró en juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *