Bandas agresivas ¿Como jugarlas?

Muchas veces hemos escuchado etiquetas a bandas y mazos tales como agresivos, de objetivos, de reliquias y muchas veces no entendemos bien como funcionan dichas bandas y sus formas de ganar. Para entender bien esta etiquetas o clasificaciones en las distintas bandas vamos a explicar una de ellas : El mazo agresivo.

¿Que es una banda o mazo agresivo? Sus características.

Las bandas agresivas son aquellas cuya estrategia principal trata del combate y de la eliminación de la banda enemiga. Son bandas relativamente fáciles de entender pero requiere práctica para poder llevar dichas estrategias a su máximo potencial.

Para cumplir esta estrategia necesitaremos crear un mazo de objetivos rápido y una buena mezcla de cartas de combate y defensa, ya que al estar constantemente en combate nuestros guerreros se irán desgastando y sufriendo heridas que mermarán la banda.

Para que una banda sea agresiva de manera natural necesita tener una buena resistencia o número, un potencial de causar daño elevados (tanto en sus miniaturas como en sus cartas específicas) y capacidad de llegar al combate gracias a su movimiento. Ejemplo de estas bandas son los Saqueadores de Garrek (que compensa su fragilidad con su alto número de guerreros, daño infligido y velocidad), Chicoz de Ironjaw (gran resistencia y cartas muy agresivas, además de un líder muy fuerte) y los Fanáticos de Magore (buen daño, resistencia y velocidad).

Una de las principales desventajas de las bandas agresivas son que para su estrategia pueda tener efecto es que hay que estar constantemente valorando las probabilidades de éxito en una acción, al contrario de otras estrategias las acciones de ataque no están garantizadas debido a la necesidad del azar de una tirada de dado, por lo que se tendrá que valorar bien todas las variables que lo engloban.

Además, dichas bandas se componen por unos guerreros con una gran capacidad de causar daño y otros polivalentes que se destinan más para apoyar a dichos guerreros, por lo que si caen los guerreros principales la capacidad ofensiva de la banda queda mermada.

Consejos para jugar una banda agresiva.

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando se juega con una banda de estas características es que la banda es agresiva, no berserkers furiosos que cargan sin pensar (bueno, posiblemente los adoradores de Khorne si que lo son). Esto quiere decir que hay que tener en cuenta cada factor cuando realizas una carga. Además de calcular la viabilidad de que el ataque vaya a ser exitoso, se deberá pensar en la posible respuesta del guerrero cargado, de la posición y vulnerabilidad de nuestro guerrero cuando realice su movimiento de carga y de las posibles reacciones provocadas por dicha acción.

Una de las estrategias usada contra las bandas agresivas. Buscar la máxima distancia entre bandas.

Aunque se repita mucho en este artículo, la valoración del riesgo en las tiradas es crucial cuando juegas una banda agresiva. El número de activaciones es limitado y aunque nos ayudemos de ardides para generar ataques o daño extra, a veces sencillamente no bastan para destruir al enemigo.

Otra consideración a tener en cuenta es el terreno. A una banda agresiva le interesa tener el enemigo cerca y recorrer la menor cantidad de hexágonos para llegar al enemigo, si el primer turno no conseguimos llegar al enemigo lo tendremos complicado ya que no conseguiremos los puntos de gloria necesarios para «alimentar» nuestra banda con las mejoras necesarias para seguir combatiendo.

Conclusiones.

Las bandas agresivas son las favoritas de los jugadores noveles, de los amantes de las emociones fuertes y de los que le gustan llevar la iniciativa en todo momento. Son bandas que cuanto más avanza en su estrategia mas fuertes se hacen gracias a que el enemigo estará muy mermado y tus guerreros son cada vez más mortíferos.

Pero también hay que tener en cuenta la importancia que tiene el azar en su estrategia, muchas veces te sentirás frustrado porque «los dados no acompañan» y te conducen a una frustración que te embarca a hacer decisiones equivocadas.

Otro factor a tener en cuenta es que debes estar valorando los riesgos en cada una de las activaciones, al centrarse en una estrategia tan peligrosa como es el combate, las posibilidades de que en una mala acción tus guerreros sean eliminados son más altas que en una banda que se dedica a controlar el terreno y las losetas de objetivos, ya que estas no necesitan del combate para poder ganar puntos de gloria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *