Taller de pintura : Paleta húmeda.

Antes de empezar a pintar hay que preparase de forma correcta, una de las cosas básicas para pintar en condiciones manteniendo nuestra pintura acrílica fresca es la paleta húmeda.

Existen varios modelos comerciales de paleta húmeda en el mercado, los cuales podemos encontrar tanto en internet como en cualquier tienda de arte, estos normalmente son bastante caros, y realmente no son necesarios tener ninguno de estos artículos exclusivos. No vamos a centrarnos en estos modelos ni en los pros y contras que tienen, ya que con materiales mas accesibles podemos tener nuestra propia paleta húmeda, la cual será igualmente funcional y con la cual no nos tendremos que dejar un dineral.

¿Qué es y para que sirve la paleta húmeda?

La paleta húmeda es un recipiente donde mantendremos nuestras pinturas y mezclas frescas y en condiciones correctas para su uso. Esto se consigue teniendo un elemento mojado en donde colocaremos un material que nos deje pasar la humedad pero no el agua, además nos puede permitir hacer pausas sin que se vea afectada la pintura, reduciendo la cantidad de pintura desperdiciada.

Si os fijáis prácticamente todos los profesionales usan la paleta húmeda, ya que es una cosa básica para esas largas sesiones de pintura.

¿Qué necesitamos?

  • Un tupper, a ser preferible con tapa, y que no sea muy alto.

  • Una bayeta.

  • Papel de cocina.

  • Papel de horno.

  • Agua.

Ya tengo todo ¿Y ahora qué?

En mi caso el tupper llevaba una linea en el centro, que simplemente retire con la dremel, tras esto lo primero será colocar la bayeta, lo mejor en estos casos es usar una blanca, ya que esto no nos distorsionara el color que pongamos encima, aunque existen trucos como el que voy a mostrar para que no nos importe tanto el color de la bayeta, ademas también podemos usar esponjas de blister o cualquier material tipo esponja.

Después colocaremos el papel de cocina, con esto logramos que se mantenga el fondo de un color cercano a blanco, por la razón que ya hemos comentado.

Ya es el momento de verter algo de agua en nuestra paleta.

Ahora solo tenemos que colocar el papel de horno, normalmente hay que extender un poco los bordes del papel de horno ya que tienden a doblarse un poco y al mismo tiempo aplanamos la superficie quitando todas las burbujas o arrugas que puedan molestarnos.

¡Y ya esta! Ya estamos listos para pintar, ademas al tener la tapa siempre podemos hacer una pausa y cuando colocamos seguiremos teniendo nuestras pinturas y mezclas frescas y listas para usarse.

Tutorial de pintura de Antonio Rivera Bernal, Redlit Studios.

Web : http://www.puttyandpaint.com/Redilt

Facebook : https://www.facebook.com/RediltStudio/

Instagram : www.instagram.com/rediltstudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *